Kicillof pidió un cambio de rumbo al gobierno

El diputado nacional dijo que hay que parar con los despidos, cierres de fábrica y baja de salarios.

El diputado nacional Axel Kicillof analizó el escenario político argentino y aseguró que “con este gobierno la cuestión presupuestaria es muy difícil”.

Por Radio Provincia, consideró que “han acelerado la presentación del presupuesto porque como nos tienen acostumbrados, les gusta hablar del pasado, echar culpas, la pesada herencia y esas cosas que ya no les rinden”.

El legislador del Frente para la Victoria señaló que lo cierto es que “pasaron 30 meses de gobierno y la verdad es que no solucionaron nada sino que empeoraron y quieren hablar del futuro para no hablar del presente”.

Por su parte, advirtió que es necesario hablar del ahora “porque falta medio año y nadie sabe a cuánto va a estar el dólar, cómo van a terminar los precios, el crecimiento y el empleo”. En ese marco, el ex ministro de Economía dijo que “le pediría al gobierno que se siente a hablar si va a hacer algún giro en 2018 porque estamos con una situación muy delicada, habiendo firmado un convenio con el Fondo con el que nadie está de acuerdo”.

Según el diputado “el presupuesto hoy vigente firmado el año pasado decía inflación 10% y los optimistas hablan del 27, 30 o más”. En ese marco, sostuvo que “estamos ante un gobierno muy dogmático en sus políticos, estamos en un programa de ajuste que implica reducir empleo, salarios y desindustrializar. No puedo decir lo contrario porque no he visto ninguna señal en contrario”.

“Yo les diría que si quieren mejorar la economía paren de bajar salarios y jubilaciones, porque así no va a haber consumo, demandas, producción y no va a haber empleo, pero cómo explicarle a gente que cree que lo único que puede salvarnos es una lluvia de inversiones del extranjero, para lo cual se la pasan esperando señales que nunca llegan”, enfatizó Kicillof.

En tanto, admitió que “no necesitan escucharnos a nosotros para saber esto, se lo están diciendo hasta los propios, incluso las desafortunadas de Carrió con las propinas, tal vez hayan tenido que ver con esto, con que dejemos de hambrear a la gente”.

El ex ministro dijo que el gobierno “ha perdido mucha credibilidad, tienen mucha impericia” y cuestionó a Luis Caputo porque “tiene mucha experiencia en la timba, y no sé si no es un peligro de mirada ponerlo a cargo de quienes deben controlar a los timberos”.

Kicillof afirmó que el titular del Banco Central “ha demostrado que benefició a mucho a los timberos” y “no sé de qué lado del mostrador está”. También admitió su preocupación por la situación de la provincia de Buenos Aires y afirmó que “donde voy hay cierre de fábricas, comercios y  nerviosismo”.

Te digo más

M. Torres

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *