Modificación en las asignaciones familiares: “No es un reacomodamiento sino un ajuste”

El Gobierno Nacional modificó por decreto el régimen de asignaciones familiares para, según Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de la Anses, “ordenarlo, darle mayor equidad y aumentar la cobertura”.

La medida unificó el valor de las asignaciones en todo el país con máximos de $1.578 y de esta forma se reducirá, desde septiembre, el beneficio para “zonas diferenciales”. Además, el decreto llevó de $200 a $2.816 el salario mínimo mensual para acceder a las asignaciones familiares, mientras que el techo de ingresos para percibir el beneficio bajará de $94.786 a $83.917.

 

Adrián Troccoli, abogado previsionalita, dijo por Radio Provincia que en el caso de las asignaciones familiares bajan de $3400 a $1500 más o menos. Ese caso es el más extremo, son sueldos superiores a los 24 mil pesos que no son la mayoría.

“No escuche las declaraciones de Basalvilbaso que decía que era un reacomodamiento. Cuando se dice que hay un reacomodamiento uno espera que el dinero se ponga en otro lado y eso no ocurrió, no se reasignó, es más cercano a un ajuste, una quita”, expresó Troccoli.

Respecto a que la provincia de Chubut presentaría un recurso de amparo, Troccoli dijo que “Chubut está prendida fuego y hay un nerviosismo colectivo. El Gobierno está sin dinero y eso hace que el riesgo de que le traspasen el costo a la Provincia es lo que hace que salgan a picar en punta”.

En tanto, aseguró que “por ley no pueden sacar la zona de des favorabilidad en el caso de las jubilaciones patagónicas, sería un incumplimiento de la ley. En el caso de las asignaciones familiares que existen por ley, la capacidad de pagar más es una capacidad del Ejecutivo y en este caso el Ejecutivo dijo ‘ya no existe esa capacidad’”.

Buena Gente AM1270

A.Principe

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *