“El atentado en Venezuela deja una señal de alarma roja para lo que pueda pasar en América Latina”

El día sábado mientras se desarrollaba un acto donde estaban presentes el presentes el presidente de Venezuela Nicolás Maduro junto a familiares, funcionarios de los poderes institucionales y el alto mando de las fuerzas armadas, se produjo un ataque aéreo de drones que arrojaron explosivos que impactaron cerca de la tarima donde estaban las autoridades democráticas de Venezuela. Francotiradores derribaron los aparatos. Maduro acusó al desde hoy ex presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

En diálogo con Radio Provincia, el sociólogo y periodista Marcos Teruggi expresó desde Venezuela: “se trató de un intento de magnicidio. Creo que hay que tomarlo seriamente, porque en la historia latinoamericana no hay muchos precedentes de estas características. No hay que verlo como una foto aislada, sino como parte de una trama de acciones para sacar al Chavismo a través de la fuerza”

Teruggi criticó la cobertura mediática diciendo que “preocupa como los medios, incluso los gobiernos relativizan el hecho poniendo un manto de dudas, o sugiriendo que fue un auto atentado para forzar su, entre comillas, carácter de autoritario. Es un hecho que va a marcar un antes y después en Venezuela y el continente y nos deja una señal de alarma roja por lo que pueda pasar”

En las últimas horas se anunció la identificación y desarticulación del grupo que ejecutó el hecho por el cuál Maduro acusó al ex presidente de Colombia Juan Manuel Santos.”Hace bastante tiempo que se ha hablado ya no es sólo un conflicto nacional sino que tiene una característica internacional. Si uno ve declaraciones del gobierno norteamericano y de Santos en los últimos meses, se emiten amenazas y acciones contra Venezuela, sean diplomáticas, económicas o impedir la llegada de comida al país. En ese sentido cada acción tiene una conexión que se desarrolla dentro de ese gran ataque internacional y nacional contra Venezuela, por eso Maduro plantea que Santos y Estados unidos están detrás del atentado”. A todo eso, hoy asumirá la presidencia de Colombia Iván Duque, quién dijo durante la campaña que sacará a Maduro de Venezuela.

Al mismo tiempo, “la oposición está en un período de crisis absoluta, lo que pasó no se da en un contexto de avanzada de la derecha, porque ha pedido nuevamente una elección contra Nicolás Maduro el 20 de mayo pasado”, y que debido a eso ahora “se encuentran a ante la perspectiva del Chavismo por 6 años más en la presidencia, y evidentemente no está dispuesta a aceptar plazos democráticos constitucionales y hacer este tipo de acciones para generar caos y violencia de grandes dimensiones, que se abrirían en caso de matar al presidente”.

El grupo denominado Movimiento Nacional Soldados de Franelas se adjudicó el atentado, y desde Miami la opositora Patricia Poleo (promotora al golpe de estado a Hugo Chavez), hizo declaraciones diciendo que “sólo se podrá terminar con el Chavismo mediante la violencia armada”. En ese sentido, evaluó la actitud de la oposición partidaria Primero Justicia, que reconoció la veracidad del atentado a la vida de Maduro, pero que afirman que “en caso de que este continúe en la presidencia la escalada de violencia será aún peor”

Teruggi expuso tres líneas posibles en torno a la des estabilización del Chavismo en Venezuela: ” un es la conformación de un posible escenario internacional, otro con un intento de golpe interno de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, y una tercer hipótesis que tiene que ver con conformar una fuerza de acción militar que opere por fuera de la legalidad, sectores armados financiados por fuera” y que eso es lo que probablemente este sucediendo.

El periodista justificó esta hipótesis: “entre abril y julio hubo ataques cuarteles, comisarias, pueblos. En agosto fuerte Paramacay, el depósito de armas más importantes de Venezuela, y uno de los autores del atentado del sábado está ligado a esa acción. Luego el grupo de Oscar Pérez que lanzó granadas al tribunal supremo de justicia. Se ha conformado un espacio entre sectores disidentes de las FFAA, grupos que se conectan con paramilitares colombianos que que generan un brazo que intentaría una acción de fuerza. Esta vez lo vimos en vivo y en directo. El mito de Pedro y el lobo, el lobo llegó, no era un mito del gobierno. Lo que pasó nos sorprendió, pero no era nada fuera de lo posible”

S.Moyano

El tren de las 16

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *