Guillermo Castello presentó un proyecto que busca terminar con “el culto a la personalidad” en la política

 

Presentaron en la Legislatura bonaerense un proyecto de ley que impide colocar el nombre de un líder político hasta 10 años después de fallecido.

El diputado provincial Guillermo Castello, de la Coalición Cívica-Cambiemos, justificó la iniciativa que apunta al nombramiento de sitios públicos, monumentos e instituciones.

En diálogo con Radio Provincia, dijo que hay que desterrar “el culto a la personalidad ha caracterizado a buena parte de nuestra historia”.

En tal sentido, cuestionó el hecho de que existan etapas en las que “algún partido político tiene mayoría circunstancial, como pasó en la época de Perón, y en virtud de eso aprovechó y le puso el nombre del líder político a todos lados, incluso a provincias”.

Por eso propone “que pasen 10 años desde la muerte de una persona para que se calmen las aguas de esta sensibilidad aprovechadas muchas veces por los partidos políticos o liderazgos”.

Informa Provincia

  1. Torres

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *