Cumbre sobre la pederastia en el Vaticano: “Interesa sólo salvar la credibilidad de la institución y no las víctimas”

El papa Francisco abrió en el Vaticano una cumbre de tres días sobre la pederastia de los curas, un fenómeno contra el cual las víctimas exigen más que nunca un castigo contundente.

“Escuchemos el grito de los niños que piden justicia”, clamó el papa al invitar a patriarcas, cardenales, arzobispos, obispos y superiores religiosos a encarar la “plaga de los abusos sexuales” cometidos por miembros de la Iglesia

En diálogo con Radio Provincia, el abogado de la Red De Sobrevivientes De Abuso Eclesiástico de Argentina Carlos Lombardi se mostró escéptico a la convocatoria: “Los últimos acontecimientos le explotaron en la mano y por eso debió convocar a esta cumbre. Bergoglio forma parte de una red de encubrimiento con 60 decisiones que ha tomado para continuar con este secretismo sobre el abuso sexual en la Iglesia”.

“Gracias a la valentía de las víctimas y los medios esto ha salido a la palestra sino seguiríamos como hace 50 años atrás en el oscurantismo”, apuntó.

En ese sentido, un caso emblemático es el del todavía sacerdote Julio César Grassi quien está detenido por abuso sexual cumpliendo una condena pero todavía pertenece al clero: “Cuando Grassi cumpla la condena habrá que ver qué hace Bergoglio: ¿Lo expulsa? o lo manda a una escuela o parroquia con niños? El discurso de la Iglesia para esta cumbre es que les afecta la credibilidad y eso manifiesta un no compromiso con las víctimas, si interesa sólo salvar la institución y no las víctimas empezamos mal”.

“En Argentina llevamos una lista de 62 sacerdotes y religiosas denunciadas en la Justicia penal o canónica , todos los días recibimos llamados de victimas en proceso de denuncias. en Irlanda la segunda oleada de denuncias concluyó con dos informes donde ser marcaron 35 mil casos de abuso”, aseveró.

“La Iglesia debe enviar los casos a una Comisión independiente y no a una Comisión como la que creó Bergoglio que está integrada por monjas, trabajadores sociales vinculados a la Iglesia e incluso incluyó a dos víctimas de abuso que finalmente tuvieron que irse porque claramente no funciona”, sentenció

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *