El gobierno de Tucumán informó que aplicará la ILE para el caso de la niña de 11 años violada y embarazada

El gobierno de Tucumán informó que aplicará el protocolo para la Interrupción Legal de Embarazo (ILE) de una nena de
11 años que fue violada por la pareja de su abuela y que pasa lleva 23 semanas de gestación.

El Sistema Provincial de Salud de esa provincia hizo una presentación en la Justicia donde informó que llevará adelante las acciones necesarias para interrumpir el embarazo. Tanto la menor de edad como su madre habían pedido este procedimiento en el Hospital del Este.

Justamente la pequeña le había comentado a la psicóloga que la atendió que quería tenga derecho a abortar al señalar: “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”.

Bajo estas circunstancias, el procedimiento no es punible -no genera responsabilidad penal- tanto para la mujer que lo requiere como para los profesionales que lo practican.

Dos organizaciones no gubernamentales locales, Andhes y Cladem, habían exigido respeto por la voluntad de la víctima y la puesta en marcha de los protocolos específicos mediante la emisión de un comunicado conjunto.

El embarazo de la menor se conoció hace dos meses en un centro de atención primaria de la salud del Este en Tucumán, cuando llevaba 16 semanas de gestación.

La víctima había acudido al establecimiento sanitario por dolores de panza y allí reveló que fue violada por la pareja de su aublea. La madre de la niña hizo la denuncia y el sospechoso fue aprehendido en virtud de una orden de María del Carmen Reuter, fiscal de Instrucción en lo Penal de la capital tucumana.

Durante el lunes, agrupaciones que avalan el pedido del Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito realizaron una marcha y protesta frente a la Casa de la provincia de Tucumán en Buenos Aires para exigir que se le realice la interrupción legal del
embarazo a esa nena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *