Mariana Carbajal: “Hay que respetar la voluntad de la mujer violada”

La periodista Mariana Carbajal repudió el accionar de las autoridades  de la provincia de Tucumán que derivó en que a la niña de 11 años violada por la pareja de su abuela le practicaran una cesárea.

Por Radio Provincia dijo que hay que “exigir a las autoridades que cumplan con la ley” y sostuvo que en este caso “se tomó el cuerpo de la niña como un ensayo para volver a exigir una autorización judicial como antes”.

Carbajal afirmó que “quedó clara la estrategia de los antiderechos enquistados en gobiernos como el de Tucumán” y dijo que se trata de en Argentina y en otros países se ve “ésta avanzada antiderechos como una reacción ante la ampliación de derechos” de las mujeres.

“Mienten y tratan de colarse ilegalmente por donde pueden”, indicó la periodista y advirtió que el caso de la niña de Tucumán “tuvo repercusión a partir de una nota que publiqué. Si no se producía la indignación general, la niña seguía forzada”.

Reveló que hasta “le dieron corticoides para madurar el feto” pese a que la niña “no buscaba un hijo sino que fue violada por la pareja de la abuela y después por el Estado. Esta niña fue torturada, forzarla a continuar un embarazo producto de una violación es una tortura”.

En ese marco, Carbajal recordó que “la niña había expresado que quería que le sacaran lo que el viejo le había puesto” pero  “hubo una manipulación de esa niña y de la madre” por parte de las autoridades.

De hecho, “hace dos semanas el secretario de Salud dijo que estaba cerca de ellas y que la niña podía seguir adelante con el embarazo por su contextura, eso es convertir a la niña en un envase. Hay que respetar la voluntad de la mujer violada, hubo un armado institucional y eso es lo que más violenta”.

“La apuesta era que esto no trascendiera y la niña siguiera siendo una incubadora”, señaló Carbajal y recalcó que también fue en Tucumán donde ocurrió el caso de Belén: “la joven que en 2014 fue denunciada tras sufrir un aborto espontáneo. Estuvo casi 3 años encarcelada, fue condenada por homicidio doblemente agravado” y si una abogada que la asesoró no se hubiese enterado del caso por casualidad, “Belén seguía presa”.

En relación a ese caso, Carbajal consignó que “el ministro de la Defensa en Tucumán es el fiscal que instruyó la causa de Belén” y en el caso de la niña de 11 años obligada a parir “pretendió intervenir y que hubiera un defensor del no nacido que impidiera la práctica del aborto”.

Te digo más

  1. Torres

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *