Yamila Cafrune: “Soy de profesión abogada y de oficio cantora”

La cantora y abogada Yamila Cafrune charló sobre su trayectoria, su pasión por el derecho, sobre la justicia argentina en contacto con GPS Buenos Aires. Nacida en la provincia de Buenos Aires y actual residente de Cañuelas, participó de la sección “Identidad bonaerense”.

La hija del recordado Jorge Cafrune aseguró que  “la abogacía es  la carrera que debemos seguir todos para conocer qué derechos y obligaciones tenemos y como salir adelante” porque “para la buena convivencia tenemos que reconocer las obligaciones y no sólo los derechos por eso somos una sociedad y no vivimos cada uno en una isla”.

Además, destacó: “La abogacía es una de las profesiones más dignas” porque quienes acuden a un abogado ponen “en mano” del profesional de las leyes “su vida”.

Sin embargo, la cantante aseguró: “La justicia argentina es buena; pero no son buenos los hombres que la llevan a cabo. No tienen la responsabilidad objetiva”. Y aseguró: “la ley se puede equivocar;  porque no siempre es justa pero es justamente ahí donde tiene que intervenir el buen criterio del magistrado”.

Por otra parte, al volver su relato a su trayectoria en la cultura folclórica argentina, Cafrune señaló “hay que discutir y pelear por los derechos; pero eso no me quita a mí la posibilidad de cantar dulcemente”.

En ese momento, recordó su debut en el Festival de Cosquín el 20 de enero de 1992. Entonces, ella aseguró: “no me iba a animar a cantar en el escenario mayor de Cosquin. Ya me había resignado. Tenía mi titulo de abogada y quería tener un bufete en Córdoba. Y Tocaba la guitarra en puertas adentro de mi casa”.

Pero, Julio Mahárbiz la escucho cantando en un homenaje a su papá que le realizaba Víctor Velázquez en un escenario callejero y la convocó para tocar, el siguiente 20 de enero en el escenario mayor del Festival de Cosquín.

“Nunca supe cuando empecé, ni cuando terminé; porque era tal la emoción… porque que es como que estás volando… más allá de lo que sentís…” relató la cantora por la Radio Pública al recordar aquel primer día. Y aseguró “soy de profesión abogada y de oficio cantora. Eso me permitió conocer de una manera maravillosa mi país”

Con respecto al recuerdo de su padre, Cafrune destacó: “me da un gran orgullo que Zamba de mi esperanza sea cantada por el Papi. Es como el himno del folclore Argentino”.

Y finalizó: “Yo no quiero que digan que soy exitosa sino que fui una mujer digna. Yo soy lo mismo abajo que arriba del escenario. Y eso me lo enseño Cafrune. Y es por eso que quiero que me recuerden así. Y que me recuerden como una representante popular.”

Gps Buenos Aires.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *