APREVIDE: “El ministro Acevedo no tenía nada que hacer en la zona de vestuarios” del encuentro entre Alvarado y San Jorge

Continúan las repercusiones del partido entre los equipos Alvarado de Mar del Plata y San Jorge de Tucumán que definía la final de la Liga  Federal A. Ahora, el APreViDe, la encargada de garantizar la seguridad en los encuentros deportivos le estableció una prohibición de concurrencia a los estadios al ministro del Interior de la provincia de Tucumán, Miguel Ángel Acevedo.

En diálogo con Buena Gente, el titular de la entidad, Juan Manuel Lugones detalló que “según los informes del árbitro,  los veedores de la AFA ” el ministro, que es reconocido hinca del club tucumano Dan Jorge “pateó la puerta del vestuario del árbitro Adrián Franklin”

En ese marco, Lugones aseguró: “Si queremos un futbol con más paz tenemos que sancionar y dejar fuera de la cancha a los barrabravas y aquellos que sin ser barras tienen conductas violentas. Pueden ser protagonistas del espectáculo como dirigentes, o funcionarios públicos. Nosotros los funcionarios del Estado tenemos que tener una conducta de brindar paz y seguridad, cuando hay eventos masivos.”

Además, indicó que “Hay un informe y una causa penal iniciada de oficio por la policía de Mar del Plata  que se tramita en la UFI número 7 en relación a lo ocurrido en vestuario y nosotros lo que hemos decidido es  prohibir la concurrencia como lo hacemos con de cada dirigente o hincha de un club que tiene una reacción violenta”

Y con respecto a la denuncia que pesa sobre el funcionario tucumano destacó “los informes dan cuenta de violencia al árbitro, por parte de un grupo de personas entre los que estaba el ministro del interior de Tucumán, Miguel Ángel Acevedo. Y no tenía nada que hacer en el vestuario de los árbitro ni cerca del vestuario del equipo tucumano.”

Me parece que los funcionarios públicos tenemos una doble responsabilidad y una es no está en los lugares donde no tenemos que estar. Pero me parece mucho más grave si hubo alguna presión hacia algunos de los árbitros.

Buena Gente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *