Piden la prisión preventiva para el médico pedófilo detenido en la zona de Recoleta

Después que se conoció el caso del médico pediatra Ricardo Russo, que desempeñaba funciones en el Hospital Garraham detuvieron en Argentina a un nuevo profesional de la salud por una causa de pedofilia que se originó en Canadá. Se trata de Alberto Rodríguez Vélez, un hombre tiene 55 años que trabajaba en el instituto de Rehabilitación Psicofísica perteneciente al Gobierno de la Ciudad aunque desde allí destacaron que “no trabajaba con menores”. Y en los últimos años estaba a cargo de una Cátedra de Docencia e Investigación del nosocomio.

El hombre quedó detenido el martes y en marzo pasado la justicia argentina allanó su casa en el marco de una causa que se originó por una alerta que realizó Interpol Canadá.

En dialogo con Buena Gente, Marcelo D’Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires confirmó que luego de tomar la declaración al acusado, la fiscal de la causa, Celsa Ramirez “va a pedir la prisión preventiva por facilitación y distribución” de material pornográfico pena que tiene hasta 6 años de cárcel luego de la modificación del Código Penal.

En relación a la investigación, el funcionario de la ciudad detalló “que en estos casos de delitos aberrante, lo importante es los convenios que venimos realizando con diferentes países. En este caso la Fiscalía General tiene un convenio donde se detectan diferentes usuarios de este tipo de actividades y se dan las alarmas automáticamente”.

Y relató, “al estar todos conectados desde Interpol Canadá nos alertan que esa IP correspondía a la Argentina, se inician las investigaciones. Se logra dar con esta persona, se le secuestran los elementos personales, se lo somete a las pericias y arroja resultados afirmativos de las actividades que realizaba”.

“Antes no estaba penado ni el consumo ni la tenencia de pornografía infantil. Ahora con la modificación de la ley Si. Y acá lo que se logró acreditar es que él la producía material. Esto se evidencia del análisis de los elementos secuestrados” aseguró.

En ese marco, analizó que “Siempre el consumo de este tipo de material es en Red. Aunque no necesariamente se conocen”.

Finalmente, D’Alessandro buscó llevar tranquilidad a la sociedad al señalar que “cuando salta una alerta en alguno de estos convenios que tenemos y se le pone el ojo a una de estas personas, ya no se mueve con la misma libertad porque está encima de él una investigación en proceso.”

El funcionario hizo esta aclaración porque de la alerta que vinculaba a este profesional de la salud con el delito de pornografía a la detención pasaron 2 meses.  “No es que en estos últimos dos meses pudo hacer lo que quisiera” afirmó.

Buena Gente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *