La comunidad política despide al expresidente Fernando De La Rúa

Al iniciar su mensaje en el marco de la celebración en Tucumán del 203 aniversario de la Declaración de la Independencia, el presiente Mauricio Macri recordó a De la Rúa como “un dirigente bien intencionado”.

En ese marco, el presidente saludó a la familia del ex presidente y destacó que era “una buena persona”.

Además, Macri decretó 3 días de duelo por el fallecimiento del ex mandatario. Al mismo tiempo que permitió que los restos del ex presidente, quien falleció hoy a los 81 años, sean velados de 14 a 20 en el salón de los Pasos Perdidos del Congreso. Luego, el cuerpo será trasladado a un cementerio del partido bonaerense de Pilar.

 

Por su parte, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal también expresó sus condolencias por el fallecimiento de De la Rúa mediante su cuenta de twitter.

Además, dirigentes de todos los espacios políticos recordaron al ex mandario.

El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, también envió su apoyo a familiares y amigos.

Mientras que Patricia Bullrich, quien fuera su ministra de Trabajo, y de Seguridad Social, lo calificó como “un hombre que buscó siempre fortalecer la democracia de nuestro país”.

En diálogo con Buena Gente, el ex ministro de Infraestructura y Vivienda durante el gobierno de la Alianza, Nicolás Gallo recordó al ex presidente Fernando De La Rúa y destacó “que el ex mandatario estaba lúcido y le pareció una excelente decisión poner a Pichetto en la fórmula. Primero porque incorpora al Peronismo Republicano y después porque Pichetto es muy buena persona”.

El ex funcionario relató que tenía permanente contacto con el ex presidente con quien mantenía “charlas sobre las cosas políticas” y detalló que se encontraba internado en el centro de rehabilitación Fleni en Escobar.
 
Además detalló que de la Rúa estaba “inquieto, quería saber cómo había estado la convención, siempre preocupados por las cosas del país.”
 
En ese marco, Gallo destacó que a De la Rúa le pareció “una excelente decisión haber convocado al senador Pichetto para compartir la fórmula. Por dos razones, porque incorpora al Peronismo Republicano una fuerza importante, y con una historia importante para que la Argentina sea más gobernable. Y la otra es porque él conoció mucho a Pichetto es una excelente persona, excelente político, un hombre de mucha garra y mucha perspicacia”.
 
Por otra parte, el ex funcionario recordó la crisis del 2001 y denunció que, en ese momento, se crea el “sello del 2001 que simplifican la historia” pero los índices más preocupantes fueron en 2002.
 
Y en ese sentido, señaló que “No fueron 30 muertes definitivamente de la represión. Muchas de ellas fueron en manos de los dueños de los negocios que se defendían de los saqueos” y agregó “Saqueos que desaparecieron 24 horas de irse De la Rúa como si hubiera desaparecido la necesidad de alimentarse”.

Por su parte,  el jurista Ricardo Gil Lavedra destacó que “Fernando De La Rúa dedicó toda su vida a la función pública” y recordó que: “Trato de hacer lo mejor  para el país. De costumbres sobrias, de vida sencilla y austero…”

En ese marco detalló que su presidencia “Fue turbulenta porque estuvo atravesada por el problema de la convertibilidad, con lo cual la preocupación era cómo se conseguía estabilizar el rumbo económico del país. Pero la convertibilidad tenía la paradoja cruel de que políticamente era querida por todos pero económicamente inviable. Y él trato de conciliar ambas cuestiones que estaban en tensión”

“Yo espero que la historia lo recuerde como un gran demócrata, un hombre muy serio que le tocó gobernar en un período muy difícil de la historia” aseguró el jurista.

Por otra parte, con respecto a su paso por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Gil Lavedra detalló: “Fue muy cómodo trabajar con él. De la Rúa fue un jurista y respetó a rajatablas la independencia judicial. En aquel momento hubo un montón de iniciativas y yo no tuve ningún obstáculo para llevarlas adelante”.

Finalmente, Gil Lavedra analizó: “En su caída jugaron muchos factores: El estallido de la crisis y no hubo cooperación del resto de la dirigencia política. Pero la caída de un presidente es mucho más cruenta en términos políticos y económicos. Hubiéramos podido tener una salida más ordenada de la crisis manteniendo al presidente.  Nunca la caída de un presidente puede ser una salida”.

Por su parte, el dirigente radical Juan Manuel Casella aseguró que Fernando de La Rúa “fue un hombre que se preparó toda la vida para ser presidente de la república pero lo tocó una circunstancia desafortunada”

Al recordar al ex jefe de estado, el radical -al igual que Gil Lavedra-  analizó que “el hecho de que le explotara la convertibilidad en las manos” hizo que no haya “manera de evitar lo que luego se convirtió en la crisis de 2001”

En ese marco el dirigente admitió “es cierto que era previsible el estallido de la convertibilidad pero también es cierto que la sociedad resistía la salida de la convertibilidad y lamentablemente, la dirigencia radical –incluyéndome a mí – tuvo la debilidad de acomodarse al estado de la opinión pública en vez de anticiparse al incendio”.

Buena Gente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *