UOCRA: Sobreseyeron al Pata Medina de la causa por coacción agravada

La causa había sido iniciada por una denuncia de dos funcionarios municipales que lo acusaron de coacción agravada y entorpecimiento del tránsito, pero el juez de Garantías entendió que el fiscal no pudo demostrar la hipótesis de los denunciantes.

Según la denuncia, el ex titular de UOCRA amenazó con “prender fuego la provincia” si algún juez ordenaba su detención. El fiscal pidió que el caso sea debatido en juicio oral pero un juez de Garantías aseveró que en el expediente existe una “ostensible orfandad probatoria” y dejó en claro que los fiscales deben chequear las versiones que se publican en artículos periodísticos que luego son utilizados como fundamentos para iniciar causas y detener personas.

Juan Pablo “Pata” Medina, excacique gremial de UOCRA seccional La Plata, fue sobreseído de la causa iniciada por una denuncia de dos funcionarios municipales que lo acusaron de coacción agravada y entorpecimiento del tránsito, pero el juez de Garantías entendió que el fiscal no pudo demostrar la hipótesis de los denunciantes.

Pese a ello, insistió en avanzar con el expediente y solicitó que el caso sea debatido en juicio oral, pero el juez de Garantías Eduardo Silva Pelossi, luego de analizar minuciosamente todo el expediente determinó que existe una “ostensible orfandad probatoria”, es decir no hay pruebas, y dictó el sobreseimiento de Medina que es asistido en al defensa por el abogado César Albarracín.

Tras la detención de Medina la mayoría de los medios de comunicación audiovisuales de alcance nacional repetían que el sindicalista había amenazado con prender fuego la provincia de Buenos Aires, sin embargo, ninguno de ellos puso al aire el video o el audio con esas declaraciones. Se trató de una noticia falsa, una “fake news”.

En su resolución el magistrado dejó en claro para los fiscales que “la información periodística, merece por parte del órgano fiscal una serie de diligencias tendientes a demostrar en el proceso investigativo la realidad de lo que la gráfica afirma como cierto, pero en modo alguno puede por sí solo servir para” dictar la prisión preventiva de un acusado.

C. De Marziani

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *