Luis Arias contó en Radio Provincia cómo fueron los días de la Delegación Argentina de DDHH en Bolivia

Luego de la actuación de la Comisión Argentina compuesta por representaciones de organizaciones de derechos humanos, sociales, gremiales y políticas, se conocieron nuevos detalles sobre los atropellos cometidos por parte de la dictadura gobernante en aquel país.

“El golpe de estado genera un gobierno de facto de corte dictatorial, con serias violaciones a los Derechos Humanos”, dijo en diálogo con Radio Provincia el Doctor Luis Arias, integrante de la delegación. “Nosotros hemos podido constatar muchísimas de ellas a través de los relatos que hemos tomado con más de 120 testimonios que han dado cuenta de violaciones propiciadas por las fuerzas de seguridad, por el ejército, que ha disparado contra la población civil indiscriminadamente. Una población desarmada, que le tiraba piedras al ejército para que se retirara y este respondía con balas perforando cráneos, matando gente”

Arias amplió: “muchos quedaron mutilados, con problemas de salud. Los balazos perforaron su cuerpo y ahí se genera otro problema, que es la falta de atención sanitaria porque los médicos tienen miedo de atender a las personas heridas, porque han echado un enfermero y a una médica por pedir ayuda humanitaria. Entonces no quieren atender a los pacientes”, y que en el plano institucional sucedieron acontecimientos similares: “el servicio jurídico de estado, las defensorías oficiales no quieren asumir la representación de las víctimas, en las causas que les están armando, plantando pruebas, acusando de terrorismo, sedición, tratando de estigmatizarlos frente al resto de la población presentándolos como si fueran terroristas”, apuntó.

Seguidamente, contó que en El Alto y Cochabamba se registraron la mayor cantidad de víctimas, y que la delegación Argentina se reunió con ciudadanos bolivianos en una iglesia para resguardar la seguridad de los mismos, y que “se acercó mucha gente de la sociedad civil para pedir ayuda, pidiendo ayuda humanitaria y que se conozca en los países del mundo lo que está pasando en Bolivia”.
En relación a los malos tratos y la amenaza del Ministro de Gobierno Arturo Murillo efectuada ante las cámaras de televisión, comentó que recibieron insultos “cuando llegamos al aeropuerto de Santa Cruz para ir a La Paz nos llevaron a una oficina donde nos sometieron a un interrogatorio, que nada tenía que ver con la misión que íbamos a desarrollar. A una compañera la hicieron desnudarse para ver si traía algo, fue un trato vejatorio. El ministro de gobierno Murillo nos trató de terroristas, de sediciosos” y dijo que “nos estaban vigilando, y que nos la podíamos ver con la policía, cosa que tomamos como una amenaza”.
Finalmente destacó el comportamiento de la embajada Argentina “que se ha puesto a disposición con vehículos para poder trasladarnos con seguridad, con todos los trámites para el regreso migratorios y aduaneros en La Paz, para que en Santa Cruz no tener que pasar por las mismas agresiones que cuando llegamos”
S.Moyano
Te Digo Más

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *