Cabinas Sanitizantes: Dañan a quienes las usan y no previenen la circulación del virus

Aseguró el Dr. Sergio Saracco, del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumos de UNCUYO.

El doctor Sergio Saracco, docente de Medicina y titular del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumos de UNCUYO

En contacto con Tarea Fina, el doctor Sergio Saracco, docente de Medicina y titular del Observatorio de Salud Pública y Problemáticas de Consumos de UNCUYO aseguró que las cabinas sanitisantes que han aparecido como una respuesta para prevenir la propagación de COVID-19 “ No están aprobadas por ningún organismo nacional ni internacional porque se ocupan de tirar sustancias química sobre las personas y estos químicos no están autorizados para este efecto- porque pueden dañar la salud de los que se encuentren expuestas a ellos”.

En ese marco, el especialista señaló que en Argentina, el “ANMAT no recomienda el uso del artefacto porque aplica sobre las personas sustancias que son nocivas para la salud” y agregó que la  OMS también “se ha expedido sobre el daño que hace a la salud la exposición a estas sustancias y destacó que estas cabinas “no disminuye la trasmisión del virus”.

Por ello, el especialista sanitario reiteró que “no existe ninguna  evidencia científica de que este procedimiento prevenga la propagación del Coronavirus”.

Y explicó que quienes se exponen a estas cabinas salen con “una sensación de humedad y pueden tener el reflejo de tocarse la cara para sacarse esta sensación de incomodidad… Y llevándose las manos (que si pueden ser trasmisoras del virus) a la boca o a los ojos se aumenta la posibilidad de contagio; porque las concentraciones del químicos que se está usando no alcanza para la desinfección de las manos”.

Finalmente, el especialista detalló que “las sustancias químicas que se están aplicando genera irritación de la piel y en los ojos, también puede exacerbar problemas respiratorios de base o disparar alergias a medianos plazos”.

Proponer el uso de las cabinas sanitizantes “Es exponer al riesgo a aquellos que se ven expuestos” aseguró Saracco y resaltó: “no hay ninguna evidencia de que esto disminuya la propagación del virus porque este está dentro del cuerpo de las personas y no afuera”.

Tarea Fina.

L. Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *