“Me jure y prometí que iba a ser un jugador profesional”

El “Indio” Bazán Vera recordó el sacrificio de su madre para comprarle sus primeros botines.

“El Indio” Bazán Vera en contacto con #Deportivo

En diálogo con #Deportivo, Daniel “el Indio” Bazán Vera ex jugador de Almirante Brown recordó su infancia en una familia numerosa, y valoró la figura de Candela, su mama una mujer que siempre se sacrifico para que nunca les faltara un plato de comida en la mesa.

“Fuimos chicos pero tuvimos que crecer muy rápido” aseguro el Basco, como le dicen los amigos del barrio y recordó: “Mi mama se sacrificaba mucho para que no nos falte lo esencial. Ella trabajaba y cuando volvía juntaba la ropa, ponía a lavar y hacia la comida. Yo nunca escuche: ‘no puedo hacer la comida porque estoy cansada’. Entonces cuando crecimos no nos permitimos decir: ‘Estoy cansado’”.

Por otra parte, relató que al principio, “pedía prestado los botines para jugar” pero un día le dijo a su mamá  “que no iba a ir más al club” porque no quería seguir pidiendo prestado los botines. Entonces, “al otro día, me compro un par y después me fue a ver jugar”.

Y cuando salió de la cancha, se encontró con su tío que le relató que Candela, su madre se perdió el cumpleaños de 15 de su hija, porque la plata que había ahorrado para comprar la ropa, ella la uso para comprarle un par de botines.

“Cuando el tío se fue me jure y prometí que iba a ser un jugador profesional” aseguró “el Indio” y agrego que cuando le tocó jugar en Finlandia “extrañaba mucho” pero “Lo que más me daba fuerza para quedarme era que cada vez que yo cobraba les podía girar plata a mis hermanos”.

También, en su relato, Bazán Vera resalto particularmente la figura de su hermano Oscar.

“Yo siempre me sentí muy protegido por mi hermano. Un día le pedí a mi mamá ir al colegio en el mismo horario. Entonces, ella me sentó y me dijo: “no pueden porque hay un solo par de zapatillas”.

Y al mismo tiempo, recordó: “Cuando mi mamá ponía el plato a la mesa yo comía todo, y mi hermano, Oscar  comía la mitad del plato y me preguntaba si me había quedado con hambre. Él nunca comía toda la comisa sin saber si yo me había quedado con hambre”

Y aseguró “No porque me hizo un Museo, Oscar me demostró el amor; sino que el siempre me lo demostró”.

#Deportivo.

L. Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *