Bruno Susani respaldó la creación de un impuesto a las grandes fortunas

El economista aclaró que existe en muchos países y cuestionó su tratamiento en los medios.

El prestigioso economista argentino radicado en París Bruno Susani, dijo que los medios hegemónicos presentan de una manera falaz el debate sobre el impuesto a las grandes fortunas.

El doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de París dijo señaló en diálogo con #TareaFina que se trata de un impuesto antiguo que “fue aplicado por De Gaulle en Francia en 1945, se sacó, se volvió a reimponer en 1981 y se mantiene porque ahora hay una parte que no se paga que son, por ejemplo las acciones y se sigue pagando el impuesto a las fortunas inmobiliarias”.

El autor de “La Economía Oligárquica de Macri”, entre otros libros, aclaró que este impuesto existe en países como Suiza, Noruega, Alemania y España, entre otros países y que trata de rectificar la situación de penurias de recursos de los sectores del Estado, para llevar adelante un crecimiento económico”.

El experto indicó que “no siempre las fortunas sirven para obtener mayor inversión. Por ejemplo en Argentina no sirven para nada, porque entre 1976 y 2002 el enriquecimiento de los ultra ricos en Argentina se produjo en un importante crecimiento patrimonial que pasó del 7,4% del PBI al 16,8”. En tanto, precisó que además, en ese período, la inversión en Argentina disminuyó 14 años”.

Seguido, Susani explicó que “en 1943 los ultra ricos recibían el 25% del producto bruto y cuando en 1974 recibían el 7,4%. Entonces, ese factor redistributivo” que operó en ese período “fueron revertidos durante el proceso cívico-militar de 1976”. Ya en democracia, “siguió revirtiéndose hasta que volvió a revertirse pero en el otro sentido cuando llegó Néstor Kirchner al poder. Esto explica cómo ese nivel de ingreso de las grandes fortunas es fluctuante de acuerdo a los planes económicos que se aplican”, significó.

Consultado sobre la situación durante el gobierno de Macri, precisó que “el 2015 lo que recibía el 10% más rico había bajado al 28,2% y en 2019, cuando se fue Macri, ya estaban en el 32,5% según la encuesta de Hogares del INDEC de Todesca”.

Sobre los sectores argentinos que atacan el proyecto, Susani remarcó que “es un impuesto que existe en muchos países” y agregó que incluso “algunos ricos plantean que haya un impuesto a la riqueza”.

De hecho, “en Francia grandes multimillonarios han dicho que no entendían el sistema fiscal francés que es uno de los menos desiguales del mundo, porque pagan menos impuestos que su chofer, en relación a sus ingresos”.

“Hay personas que plantean el impuesto desde una postura ingenua” que pretenden instalar que con el tiempo “el Estado se queda con la plata”. Sin embargo, remarcó que “no es que se les va a sacar a los ricos parte de su patrimonio, esa es una presentación falaz de los medios dominantes”.

Por último, dijo que sería importante implementar el impuesto a la herencia, porque “los que heredan no han trabajado, porque se puede suponer que el impuesto a la fortuna pueda tener una contestación ideológica o filosófica porque es producto del trabajo de un hombre; pero en el caso del impuesto a la herencia no tiene sentido, porque el heredero recibe el patrimonio de la familia como un don del cielo”.

Margarita Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *