La justicia autorizó a un adolescente de 13 años a no revincularse con su padre

Flavia Centurión, la representante legal del chico calificó este fallo como “histórico” que “sienta jurisprudencia”.

Móvil Marita Duarte con la abogada Flavia Centurión

El Juzgado de Familia Número 2 de La Plata hizo lugar a un pedido de un adolescente de 13 años y dio marcha atrás con un fallo que lo obligaba a revincularse con su padre. En esa primera oportunidad, la justicia no había consultado al chico sobre cuál era su deseo con respecto a este tema.

Tras el primer fallo judicial, el adolescente se entera, en el centro de estudiantes de su escuela, que existía la posibilidad de que alguien lo represente ante la justicia  para que su voz tuviera valor y a partir de allí buscó su propio abogado.

De esta manera, este fallo es inédito porque el chico pudo elegir la abogada que lo representara y sienta jurisprudencia porque otros niños y niñas lo podrán tomar como referencia. Pues la normativa judicial que es preponderante en el sistema judicial nacional es privilegiar el vínculo, tanto con el padre como con la madre, independientemente de cómo sea éste.

En contacto con Tarea Fina, la abogada que representa al joven, Flavia Centurión, integrante de las Miraval destacó lo “histórico del fallo” porque “en materia de revinculación con niños, niñas y adolescentes que han sido violentados directa o indirectamente la regla siempre es la revinculación a como dé lugar; sin tener en cuenta la palabra, los deseos y  la repercusión de esa revinculación en el niño o adolescente”.

Además, la letrada señaló que “Muchas veces alegando este famosos síndrome de alienación parental (que la comunidad de Derechos Humanos ha desechado) se culpabiliza a la madre sobre la posición que toma un niño o niña respecto de un adulto que lo ha violentado”.

Centurión aseguró: “son las mujeres las acusadas de impedir el vínculo o el contacto” y al mismo tiempo “usando esos argumento se silencia a los chicos y no se los escucha. Esta es la regla.”

Y reflexionó: “A nosotros nos parece que lo que se juega en estos fallos que obligan a la revinculación es la ideología patriarcal, donde el varón jefe del hogar es el que tiene los máximos derechos sin poder ver que ese varón ve a ese niño o adolescente como un objeto y no como a una persona”.

Tarea Fina.

L. Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *