Solá participará de la reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur

El encuentro se da previo a la cumbre de Jefes de Estado del próximo jueves.

El canciller Felipe Solá participará por teleconferencia, de la reunión del Consejo del Mercado Común del Mercosur, que se llevará a cabo en forma previa a la Cumbre de Jefes de Estado prevista para el jueves próximo, en la que Paraguay traspasará a Uruguay la presidencia pro témpore del bloque regional.

Como es usual, el encuentro de los jefes de Estado es precedido por reuniones de diversos niveles iniciadas ayer desde la sede de la Cancillería paraguaya.

Las sesiones preparatorias de la Cumbre comenzaron este lunes, con la reunión extraordinaria de la Comisión de Comercio, la reunión ordinaria del Foro de Consulta y Concertación Política, y del Grupo Ad Hoc Azucarero y siguieron hoy con las deliberaciones de ministros de Industria, Comercio y Servicios, y de ministros de Economía y Presidentes de Bancos Centrales.

En tanto, mañana a partir de las 11 se desarrollará la reunión ordinaria del Consejo del Mercado Común, de la que participará el canciller Solá y el jueves se hará la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, ocasión en la cual Paraguay dará por concluida su presidencia pro témpore y tras la cual se espera un documento conjunto.

Solá participará de la videoconferencia desde el Salón Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, acompañado por el coordinador Nacional del Grupo del Mercado Común, Jorge Neme, y la coordinadora Nacional Alterna del Grupo del Mercado Común, María del Carmen Squeff, entre otros funcionarios, informaron a Télam fuentes del Palacio San Martín.

Los desafíos que enfrentan los países en el contexto de la pandemia de coronavirus son parte de la agenda de la Cumbre y las reuniones preparatorias del bloque regional.

El encuentro entre cancilleres será el primero para Solá y para el uruguayo Ernesto Talvi, debido a que sus respectivos Gobiernos asumieron el poder después de la última Cumbre del Mercosur celebrada en la localidad brasileña de Bento Gonçalves a comienzos de diciembre de 2019.

La idea de establecer “puntos de encuentro” y una agenda común para encarar la pandemia de coronavirus serán parte de la propuesta que el Gobierno argentino llevará a la cumbre regional, dijeron a Télam las fuentes de Cancillería.

Establecer parámetros comunes sobre los conocimientos científicos que haya en la región en relación a los avances para contrarrestar el coronavirus y la instrumentación de un fondo especial de 16 millones de dólares, creado recientemente para ser usado exclusivamente en iniciativas relacionadas con la lucha contra la Covid-19, también serán parte de los debates.

Sobre este punto, Solá mencionó que ese fondo especial de lucha contra el coronavirus que dispuso el Mercosur “tiene como objetivo colaborar de manera coordinada con las autoridades nacionales de los cuatro Estados miembros para mejorar las capacidades de cada país en la realización de test de detección del virus”.

La Cumbre de presidentes del Mercosur se convertirá así en la primera oportunidad que tendrán los jefes de Estado de la región para debatir estrategias conjuntas en torno a la pandemia.

Los países del bloque evidencian diferentes políticas para enfrentar el virus: el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desechó desde un primer momento instaurar una cuarentena obligatoria en su país, a diferencia de lo dispuesto, con matices, por Argentina, Paraguay y Uruguay, que se inclinaron por medidas restrictivas.

Otro de los puntos centrales de la Cumbre estará centrado en los acuerdos comerciales que se llevan adelante en el bloque.

Solá ya anticipó que “es peligroso acelerar convenios con países que tienen sobre nosotros ventajas competitivas y aceptar el ingreso de productos que tienen muchos más años de tecnología y que nos dejan sin trabajo”, en relación a los acuerdos comerciales que el bloque negocia con Corea del Sur y Singapur y que la Argentina mira con recelo por el impacto que podría tener en el tejido productivo del país.

El Arancel Externo Común (AEC), la agenda de relacionamiento externo, comercio electrónico, aspectos institucionales y la situación del sector azucarero regional, entre otras cuestiones, fueron parte del debate de la reunión virtual del Grupo Mercado Común desarrollada hoy, en la que la Argentina estuvo representada por Neme.

En el encuentro, Neme dejó en claro que el futuro del proceso de integración del Mercosur “implica fortalecer la integración productiva, las cadenas regionales de valor, el financiamiento de proyectos de infraestructura y desarrollo económico, potenciar nuestros mercados internos y regionales, así como crear las condiciones económicas y sociales que beneficiarán a nuestras ciudadanías”.

En ese sentido, rechazó una “apertura completa” que implique renunciar al “desarrollo propio y a la proyección internacional desde las fortalezas del proyecto integrador”, según informó el Palacio San Martín en un comunicado.

Sobre el Arancel Externo Común la delegación argentina planteó la necesidad de modernizarlo, ya que la estructura actual fue diseñada hace 25 años, para dotarlo de una “mayor simplicidad y racionalidad” que que las empresas argentinas se vean así “beneficiadas por una estructura adaptada a sus necesidades”.

Para ello, propuso un diseño “inteligente” del AEC sin “generar rebajas arancelarias que destruyan a nuestras empresas y al tejido industrial de nuestros países”, para lo cual advirtió, se deben tener en cuenta las “dificultades actuales en la economía mundial y trabajar y consultar a los sectores productivos”, explicaron los portavoces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *